¿A ti te gusta controlar a otros?


Share Button

Hay ciertos hábitos que hacen que nuestros problemas emocionales estén directamente relacionados con cómo queremos controlar a los que nos rodean. Estos hábitos son:

Criticar

Culpar

Castigar

Quejarse

Perseguir

Amenazar

Sobornar

 

Aprendemos estos hábitos cuando somos niños, ya sea de nuestros padres, familiares, maestros, amigos, etc. cuando nos dicen….

”Recoge y limpia tu habitación, sino, no puedes ver la televisión” (Castigo)

“Te llevo al parque cuando ordenes tus cosas” (soborno)

“Si no traes buenas calificaciones, no tendrás permiso de salir a jugar” (Amenaza)

Y así vamos creciendo durante muchos años, con esta forma de que nos manipulen, hasta que nosotros aprendemos a utilizarla también, teniendo como resultado una habitación limpia y recogida, pero con una relación que se comienza a dañar.

 

El problema práctico  de tratar de controlar a otros es que, cada vez que criticamos, culpamos, castigamos, nos quejamos, perseguimos, amenazamos o sobornamos a alguien generamos resistencia y la manera que la otra persona encuentra para protegerse es hacer las cosas a escondidas, o nos ignoran, o luchará contra nosotros o hará lo que sea  para que nosotros retrocedamos. Es simplemente natural en el ser humano resistir cuando alguien nos trata de obligar a hacer algo que no queremos.

 

Pero hasta que no reconocemos lo que estamos haciendo, nuestras relaciones seguirán siendo de lucha y harán sufrir a todos los involucrados.

 

La mejor manera de parar con esto es aprender que esta manera de controlar no nos apoya como personas y no hace que nuestra vida sea mejor.

 

La manera de eliminar estos malos hábitos es remplazarlos por estos buenos hábitos:

 

Apoyar

Aceptar

Confiar

Escuchar

Estimular

Respetar

Negociar las diferencias

 

 

Poner en práctica estos buenos hábitos es más fácil de lo que crees. Sobre todo cuando reconoces que estos hábitos te apoyan para que todo mejore: tus relaciones, tu familia, tus amigos, tu trabajo, pero principalmente tú te vas a sentir mejor y…. mejor aún, la gente a tu alrededor se va a sentir mejor también y el resultado será que tu gente quiera estar contigo porque te admira, porque sabes dar amor, porque se sienten seguros contigo.

 

 

Yo te pregunto: ¿Qué es realmente importante para ti?

Cuando tenemos diferencias con las personas que amamos y que son importantes en nuestras vidas hay que saber reaccionar. Aplica los buenos hábitos y verás como no necesitarás controlar a nadie y de esa manera tu inseguridad irá disminuyendo.

 

Así que a convertir los malos hábitos en buenos hábitos hasta convertirlos en un patrón de conducta! Si se puede!!

 

Culpar – Aceptar

Sobornar – Estimular

Quejarse – Escuchar

Criticar – Respetar

Perseguir – Solucionar diferencias

Castigar – Apoyar

Amenazar – Confiar

 

 

 

www.perfilmujer.com.mx

contacto@perfilmujer.com.mx

Teléfono: 5245-7458

 

Share Button
Otros Artiículos