¡AL DIABLO CON LAS FORMAS! ¡ARRIBA LA LIBERTAD!


Share Button

¡AL DIABLO CON LAS FORMAS! ¡ARRIBA LA LIBERTAD!

 

Unas formas son físicas, otras formas son de ser, otras aprendidas, otras son las que tenemos que seguir, en fin, formas aquí, formas allá, en todos lados hay formas pero, ¿qué tan benéficas o no son o qué tanto nos sirven?

 

Te invito a ver si las formas en tu vida no se han vuelto una manera de controlar, de mantenerte en tu status quo, en tu zona de confort o de obtener aprobación, cariño, amor, trabajo, cosas, etc. Y sí, quizá hayas obtenido todo lo anterior, incluso el “control” pero, ¿cómo te sientes?, fíjate si no te has ido perdiendo en el camino entre tanta forma hasta ya no identificarte claramente sino habiéndote identificado con las formas, convirtiéndote a lo mejor en la mera forma ¿Sientes algo de vacío, de falsedad, de superficialidad, tristeza o algo similar?.

 

Sentir eso sería lógico, porque muchas veces por seguir formas o por pensar que “esa es la forma que debería de ser porque es la forma que aprendí o es la forma en la que soy”, nos va alejando cada vez más y más de nuestro verdadero ser, de nuestro corazón, de nuestra autenticidad, hasta que quedamos literalmente atrapados en la forma, hasta que nos vemos en la cárcel de las formas y lo peor, cada vez que le hago caso a “las formas”, los barrotes se hacen más fuertes y entonces termino como un robot en automático, siguiendo las formas, porque noooo, si me salgo de las formas entonces, me pueden juzgar, criticar, puede ser que no me aprueben o que no me quieran o que me equivoque y para un ser humano, esas sensaciones son de lo peor que podemos sentir.

 

Ahora, ¿cómo te ha ido con las formas?, ¿tienes lo que más añoras con ellas?, ¿vives en plenitud, desde tu autenticidad entregando a los demás, al mundo quien realmente eres? ¿Vivencias libertad así? Buena pregunta ¿cierto? Y quizá la respuesta sea no. ¿Y qué pasaría si no se trata de las formas?, ¿Qué pasaría si se tratara de simplemente venir desde quien realmente eres y crear lo que quieres desde ese lugar de cero formas, de nada? Sí, yo sé, la nada asusta pero, cuando hay algo ya, no podemos crear nada, requerimos ir a un lugar de nada para crear algo, ¿no?

 

¿Qué pasaría si se trata de usar las formas en lugar de ser usado por las formas? Pero a ver, ¿me estás pidiendo que me salga de lo aceptado? ¿Quieres saber la respuesta? ¡POR SUPUESTO QUE SÍ!!!!! ¿Qué prefieres, ser aceptado o ser libre?, esa es la pregunta clave. Ahora, si fue respuesta es que prefieres ser libre, ¿Quieres la receta secreta? Con todo gusto:

 

¡AL DIABLO CON LAS FORMAS! Pregúntate momento a momento si lo que estás haciendo es porque realmente lo eliges o si es por seguir alguna forma y si es por seguir alguna forma, mándala al diablo y haz lo que venga de tu corazón; usa las formas a tu favor en lugar de ser usado por las formas, rompe los barrotes de la cárcel y cuéntame cómo te fue viviendo desde tu autenticidad.

 

Ana Luisa Zavala García

La Receta Secreta

Share Button
Otros Artiículos