La codependencia: Una situación de inconciencia


Share Button

A lo largo de este artículo desarrollare dos temas fundamentales: codependencia y conciencia, y cómo es que éstas afectan en el desarrollo evolutivo del ser humano al no ser vinculadas la una con la otra. Empezaré hablando de lo que es la conciencia. Muchos autores espirituales, definen a la conciencia como la esencia  de todo, es decir, una fuerza que nos hace ser quienes somos en nuestra forma de pensar y hacer; es luz, creación y responsabilidad. Sería entonces la inconciencia lo contrario; una fuerza llamada ego que se dedica a destruir y es capaz de llevarnos a la guerra, incluso con nosotros mismos; es oscuridad, destrucción e irresponsabilidad.

 

En unos apuntes de un seminario patrocinado por el Instituto Johnson de Minneapolis, se describe a la codependencia como “una serie de conductas maladaptativas que aprenden los miembros de una familia para sobrevivir dentro de la misma en la cual se experimenta  gran dolor emocional y estrés, conductas, que pasan de una generación a otra ya sea que esté presente el alcoholismo ono”.

 

La mayoría de las personas que son codependientes, ni siquiera pueden notar que lo son, incluso creen estar locas, es por ello que mencionaré  algunas reglas opresivas a las que se ven sometidos este tipo de personas, escritas por Robert Subby, un profesional experto en la recuperación de la codependencia:

 

  • No sientas ni hables acerca de los sentimientos.
  • No seas quien eres; sé bueno, correcto, fuerte y perfecto.
  • No seas egoísta; cuida de los demás y descuídate tú mismo.
  • No te diviertas, ni disfrutes de la vida. No confíes en nadie, incluso en ti.
  • No crezcas, ni cambies, ni de alguna manera “hagas olas” en esta familia.
  • No soy digno de amor, no merezco cosas buenas y nunca tendré éxito.

 

Ahora que ya definí los términos a tratar, explicaré la relación que existe entre ambos a fin de salir más rápido de estas conductas autodestructivas. Lo más importante es detectar si las reglas anteriores han sido utilizadas en tu sistema familiar, y si es así, entonces que excelente noticia, ahora sabes con que empezar a trabajar.

 

Una persona codependiente es una persona que no es ella misma, dado que ni siquiera sabe serlo, ya que el ego de la sociedad se ha encargado de distorsionar lo que es real, lo que nacimos para ser. Nosotros venimos a la tierra a transformar en un estado de conciencia, todo lo que es opuesto a ser luz, es decir, el dolor, el sufrimiento, la oscuridad, las mentiras, el caos, el vacío, el pánico y todo aquello sin sentido.

 

¿Cómo encontrar la conciencia? Es cuestión de silenciar esa voz que no te permite el equilibrio emocional, por muchos llamada ego, esa voz es la que todo lo maximiza o minimiza, no hay intermedios, es la que te juzga, te victimiza, te manda a la culpa y te ciega de la verdad.

 

La conciencia es vulnerabilidad, aceptación y responsabilidad, así que, si tú eres codependentiente y andas por la vida haciéndote cargo de la vida de los demás y no de la tuya, ya es tiempo que dejes que cada quien haga el trabajo que vino a realizar a este mundo, hazte cargo de tu vida y transforma todo aquello que te molesta y que te refleja en los demás, deja de utilizar de pretexto que eres una mujer preocupada por tu entorno y que apoyas a los demás para que salgan según tú de donde están. No puedes hacer eso si tú misma no empiezas a ver y hacer algo por ti.  Cada ser humano tiene una misión en este mundo. ¿Cómo por qué tú querrías hacer el trabajo de los demás?… tomate un rato para meditar y pensar en cómo dejar de ser víctima de tu ego, de esa voz que te dice, hazlo por él porque no puede, no lo dejes solo porque está chiquito, no confíes en él, véndete a sus consideraciones y a tus miedos, todo esto, son los mensajes ocultos que te envías a diario y que la única que cree que no puede, se ve chiquita, no confía en sí misma, se vende a sus consideraciones y miedos, eres tú. ¡Basta, ya es hora de despertar!

Share Button
Otros Artiículos