La moda ejecutiva es mucho más que un traje


Share Button

Con la agenda llena: Juntas, eventos, networking y mucha actividad laboral en la empresa. Ella es la mujer ejecutiva de hoy. Al tener responsabilidades, toma de decisiones y al mismo tiempo mantener un contacto con colegas, se tiene cada vez más en cuenta la apariencia personal a la hora de conseguir un puesto.

 

Vestirse correctamente a la hora de trabajar ya no se trata de algo superficial, sino que juega un papel crucial a la hora de obtener el trabajo que siempre quisiste en una empresa. Los entrevistadores toman como punto de referencia la vestimenta, es por eso que hay que tener en cuenta siempre con anticipación el traje adecuado que logre favorecer tu figura sin “salirte de la raya”.

 

El primer paso: La elección del conjunto.

 

Primeramente, es importante que el traje se adapte perfectamente a tu cuerpo. No importa que tan caro o de que marca pueda ser el outfit: Si no entalla como debe ser, no luce. Debes tener una chaqueta estructurada, que no apriete en los hombros y espalda. Siempre pruébate la chaqueta con una camisa.

Trata de optar por telas de media estación, así el traje te rendirá todo el año y no estarás pasando calor o frío dependiendo de cuando te toque esa entrevista o cita importante.

Ahora bien, el secreto está en los botones. Si tienes caderas sobresalientes usa un saco de uno o dos botones, si eres más flaca y con menos curvas opta por un traje de tres o más botones.

 

Los Zapatos: Antes que nada, la comodidad.

 

Escoge bien tu par. Un buen par de zapatos que te permitan caminar con comodidad, con la altura del taco que gustes. Intenta que no sean muy altos ni llamativos, opta por los modelos clásicos pero siempre ten en cuenta que puedas caminar con completa libertad. Aunque gastes un poco más de dinero tu postura y soltura denotan tu confianza y elegancia.

 

Accesorios: Menos es más.

 

Deja en casa los aretes que usas para ir a una cena o al antro. No te sobrecargues. Un broche llamativo ya exige que no uses un collar, un collar llamativo ya te obliga a usar pendientes pequeños. Puedes jugar alternando accesorios pero recuerda: Siempre que uses un accesorio llamativo, lo complementas con otros discretos. Otra buena opción son las pashminas y bufandas, las de seda son elegantes, llamativas y nunca fallan.

 

Y finalmente, la naturalidad

 

Maquíllate de manera sencilla. Iguala el tono de tu piel y evita las sombras con brillo, basta con una buena máscara de pestañas. Utiliza un labial en tono neutro.

Por último, el peinado. Muestra tu rostro, es mejor llevar un recogido o déjalo suelto de una manera natural, apartando un poco de cabello con una horquilla sencilla para que todos puedan ver tus ojos.

 

 

Buena suerte en tu próxima entrevista o junta. Es más que una regla que con elegancia, naturalidad y comodidad, llamarás mucho más la atención.

Share Button
Otros Artiículos