Mujeres y discapacidad: Doble discriminación


Share Button

En la actualidad existen varios programas públicos, privados y voluntarios, dedicados a promover la no discriminación, la inclusión laboral y social de la mujer; por otro lado existen programas enfocados a las personas con discapacidad (PcD), victimas también de discriminación.

 

Pero ¿qué pasa si eres mujer con discapacidad? ¿Qué se va a priorizar? ¿Cómo te van a atender, por tu género o tu discapacidad?

 

 

Estas preguntas justifican que las mujeres con discapacidad sufren de una doble discriminación. Para entender mejor la magnitud de este problema revisemos algunas cifras:

 

Personas con discapacidad

 

Según el censo realizado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) en el año 2010, existen en México 5 millones 739 mil 270 de personas con discapacidad, lo que representa el 5.1% de la población total del país. En México, de las personas que presentan alguna discapacidad, 49% son hombres y 51% mujeres.

Todo el mundo puede definir lo que es una mujer, pero ¿cuántos saben a quienes se consideran como personas con discapacidad?

 

Generalmente, cuando escuchamos hablar de discapacidad, pensamos en: una silla de ruedas, personas ciegas con un bastón, una persona mal de sus facultades mentales, etc. Es decir que la mayoría piensan que la deficiencia es el origen de la discapacidad. Pero no porque tenemos una deficiencia somos personas con discapacidad.

 

La deficiencia se define como “Toda pérdida o anormalidad de una estructura o función psicológica, fisiológica o anatómica”, es decir solo relacionada con una anomalía anatómica, mientras que la discapacidad es el resultado de la interacción entre el entorno y la deficiencia.

 

Para ilustrar estas definiciones podemos dar como ejemplo,  una persona con una deficiencia (parapléjico) en un entorno adecuado (rampas, elevadores, casa y oficina accesibles) no es una persona con discapacidad, al contrario es una persona que puede realizar la totalidad de las actividades cotidianas que se proponga, sin barreras, sin limitación.

 

Por eso que hoy en día una persona con discapacidad se caracteriza según los términos de la “Convención Internacional Amplia e Integral para Promover y Proteger los Derechos y la Dignidad de las Personas con Discapacidad”, último Acuerdo Internacional ratificado por México, como:

“Deficiencia física, mental, intelectual o sensorial a largo plazo que, al interactuar con diversas barreras, puedan impedir su participación plena y  efectiva en la sociedad, en igualdad de condiciones con las demás.”

 

Entonces, esta definición permite de considerar que la discapacidad

Share Button
Otros Artiículos