Relaciónate con tus hijos adolescentes


Share Button

¿Berrinches? ¿Discusiones? Llegó la etapa de crear vínculos con tu hija o hijo adolescente. Ésa es la mejor manera de comprender y así tener una relación de armonía en una etapa complicada.

La fase de la adolescencia es crucial y una de las más difíciles. Como madres, hay que estar preparadas para asumir los desafíos que este periodo presenta. A pesar de la educación, los valores y el buen trabajo que realizamos, la adolescencia es una prueba ya que nuestros hijos cambian.

 

Lo primero que debes saber es que es normal que al llegar a cierta edad los hijos idealicen menos a sus padres y los cuestionen de muchas maneras. Para lograr un acercamiento óptimo, lo mejor es acercarse en momentos estratégicos y conversar pacientemente. Por ejemplo, camino a la prepa en el auto, a la hora de la comida o en algún momento a solas.

La calidad de tiempo es más importante que la cantidad. No hay que intentar acercarse mucho a ellos porque pueden rechazar el contacto. Lo fundamental es tener paciencia y tacto a la hora de escucharlos y así poder tener una gran relación madre – hija/o.

 

 

Aspectos a tener en cuenta para tener una gran relación con los hijos adolescentes

Unos puntos simples y bien importantes que pueden hacer una gran diferencia:

 

- La confianza es lo más importante. A la hora de comunicarte con tu hija o hijo recuérdale que hay confianza, creando así un vínculo en base al cumplimiento y el respeto mutuo.

 

- Con respecto al primer punto, respeta el espacio propio de tus hijos. No invadas su espacio cuando no te lo permita.

 

- Marca los límites de una manera paciente y amable. Maneja tu tono de voz a la hora de recordarles dichos límites, no grites.

 

- No te veas a ti misma a través de tus hijos, no quieras imponer cosas que para ti eran fundamentales cuando eras adolescente.

 

- Respeta el proyecto de vida de tu hijo o hija, apoya y brinda las oportunidades para que pueda conocer varias posibilidades de vida.

 

- Evita hacerlos sentir culpables.

 

- Escúchalos siempre y se receptiva  a las críticas. Conversar y entenderse es vital.

 

- No les guardes secretos, habla con la verdad siempre.

Share Button
Otros Artiículos