¿Tienes el nivel de motivación adecuado para lograr tus objetivos?


Share Button

Los motivos son algo importante en la vida para el desarrollo de cada persona ya que sin ellos careceríamos de la energía que nos impulsa a realizar lo que nos gusta. No todos los motivos los podemos observar por lo que es importante saber que es lo que en el fondo te motiva.

¿Tienes el nivel de motivación adecuado para lograr tus objetivos? Descúbrelo con este test:

  1. En mi trabajo las cosas las hago…
    1. Porque las tengo que hacer.
    2. Porque me gusta lo que hago y disfruto con ello.
    3. Porque no me queda otra, pero me anima pensar en el dinero que voy a ganar haciéndolo.
  2. Cuando me planteo una meta a largo plazo…
    1. Me voy animando con cada parte del camino recorrido.
    2. Suelo desistir pensando en todo lo que me queda por conseguirla.
    3. Intento conseguirla siempre que no me resulte muy complicado.
  3. Si deseo algo pero me faltan los medios para conseguirlo…
    1. Paso página y me busco otro objetivo.
    2. Busco a otra persona que los tenga o los consigo por mí mismo si no son del todo complicados.
    3. Me preocupo de adquirirlos yo mismo para conseguir mi objetivo.
  4. En lo que respecta al resultado final de las cosas…
    1. Sólo estoy satisfecho si han salido bien.
    2. A pesar de que indudablemente prefiero que salgan bien, lo que realmente me satisface es sentir que el proceso ha sido bueno, que he hecho las cosas bien.
    3. Me gusta que el resultado sea el esperado aunque me consuela un poco el haberlo intentado.
  5. Los problemas o contratiempos los vivo…
    1. Como un reto o desafío.
    2. Como un estresor algo desagradable.
    3. Como una catástrofe.
  6. Cuando he tenido un éxito…
    1. No lo siento como tal hasta que no me lo reconoce otra persona significativa para mí.
    2. Estoy muy contento, pero esta felicidad no es completa si no me lo destacan otras personas.
    3. Me siento orgulloso de mí mismo. Si no lo estoy yo quién lo va estar.
  7. Tengo claro que las cosas que requieren un esfuerzo…
    1. Son las que realmente merecen la pena y después más valoras.
    2. Son las que te cansan y debes evitar.
    3. Hay que hacerlas, pero invirtiendo el menor gasto personal posible.
  8. Cuando no me apetece hacer una tarea importante…
    1. No la hago y la sustituyo por otra similar
    2. La acabo haciendo, aunque he de admitir que después de haberla postergado en más de una ocasión.
    3. No le doy demasiadas vueltas y comienzo a hacerla.
  9. Cuando las cosas han salido bien…
    1. Me alegro.
    2. No despierta ninguna emoción en mí, pues así debería ser siempre.
    3. Me siento satisfecho y me premio con algún pequeño capricho por el esfuerzo.
  10. En lo que respecta a mis éxitos y fracasos…
    1. Creo que dependen de mí.
    2. Creo que dependen de mí, pero dudo de si la situación se repetirá o no en un futuro.
    3. Son completamente aleatorios. Yo no tengo nada que ver con ellos.
  11. Cuando conseguir una meta u objetivo me está costando mucho me digo cosas como…
    1. Déjalo, no lo vas a conseguir, en realidad no te interesaba tanto.
    2. Es lo que quieres. Continúa adelante y piensa en lo que has avanzado.
    3. Un poquito más y si no sale ya lo dejas.
  12. En esos días en los que ni me levantaría de la cama…
    1. Pienso en las cosas buenas que puede aportarme ese día o en las malas como me quede en la cama.
    2. Me arropo y sigo durmiendo sin pensar en las consecuencias.
    3. Me levanto porque de lo contrario tendré problemas aunque lo hago con un humor de perros.

RESULTADOS

Suma los puntos obtenidos en el test anterior para comprobar cuál es el estado de tu capacidad de motivación. Estas son las claves:

  1. a= 0  b=2 c=1
  2. a= 2  b=0 c=1
  3. a= 0  b=1 c=2
  4. a= 0 b=2 c=1
  5. a= 0  b=2 c=1
  6. a= 0  b=1 c=2
  7. a= 2  b=1 c=0
  8. a= 0  b=1 c=2
  9. a= 1  b=0 c=2
  10. a= 2  b=1 c=0
  11. a= 0  b=2 c=1
  12. a= 2  b=0 c=1

0-8 puntos – Totalmente desmotivado

Te falta alegría porque te falta motivación. Tienes lo suficiente para seguir adelante cada día pero te falta el “aliño” de la vida. Incluye metas y esfuerzo en tu vida. De esta manera podrás motivarte por algo evitando así emociones negativas como la apatía o la dejadez.

8-16 puntos – En la cuerda floja:

Sabes que hacer las cosas requieren un esfuerzo pero partes del hecho de que cuanto más pequeño sea mejor. Te pierde la impaciencia y a veces la desgana. Resalta tu punto fuerte; pasa a la acción. Las ganas no vienen solas; verás que cuando empieces a hacer las cosas será cuando te encuentres más motivado.

16-24 puntos – Como una moto

Lo tuyo sí que son ganas de conseguir tus objetivos. Y es por eso que los consigues. Te lo propones y asumes el esfuerzo que supone alcanzarlos. Esta actitud te motiva a seguir motivado y aumentar la confianza en ti mismo. Continua así.

 

 

Fuente: www.webconsultas.com

Share Button
Otros Artiículos