Trastornos de la personalidad


Share Button

Un trastorno de la personalidad está determinado por un conjunto de afecciones psiquiátricas que alteran el normal desarrollo de las relaciones interpersonales.

 

Aunque la causa no puede ser determinada con exactitud, los especialistas atribuyen la existencia de varios factores genéticos y ambientales que contribuyen a su desarrollo.

 

La personalidad es un patrón complejo de características psicológicas que definen a un individuo. A partir de la misma, una persona da significado a su entorno, construye su propia imagen e interactúa con el medio. Cuando aparece un trastorno, la persona no puede adaptarse a las diferentes situaciones de la vida cotidiana, ya que su personalidad se vuelve inflexible y funciona de forma distorsionada.

 

Dos de los principales componentes de la personalidad son el temperamento (que es innato y no se puede modificar pero sí controlar) y el carácter (que se forma con la experiencia). Las fallas en el desarrollo de la persona inciden en el temperamento y en el carácter, y pueden derivar en un trastorno de personalidad.

 

 

 

 

La ansiedad, la depresión, el elevado nivel de estrés y los ataques de pánico pueden ser síntomas de estos trastornos.

 

Entre los distintos tipos de trastornos de la personalidad podemos citar:

- Antisociales

- Histriónicos

- Obsesivo-compulsivos

- Evasivos

- Narcisistas

- Esquizoides

- Paranoicos

 

Los especialistas dividen estos trastornos en tres grandes tipos:

 

Grupo A

Donde incluyen a los desórdenes excéntricos

 

Grupo B

Que abarca a los desórdenes dramáticos, emocionales o erráticos

 

Grupo C

Donde se encuentran los trastornos ansiosos o temerosos.

 

El tratamiento de los trastornos de personalidad incluye las psicoterapias y el uso de fármacos. El suministro de remedios variará de acuerdo al tipo de trastorno y a la reacción del paciente.

Share Button
Otros Artiículos