¡Ya basta de ser víctima!


Share Button

¿Qué es ser víctima? Es una persona que se pasa la vida quejándose del mundo entero, tanto de situaciones como de las personas que la rodean, todo el tiempo habla de lo mucho que deberían cambiar éstas. Por lo regular se mantiene enferma de algo, siempre está cansada, deprimida, aburrida, con miedo, con culpa, con flojera, con apatía, con rencores, con envidias y rabias, se siente sola, sin amigos, y todo el tiempo culpa a los demás de cómo se siente o cómo la tratan, las circunstancias son siempre una excusa o pretexto para no hacerse cargo de su vida, hace esperar a los demás, le encanta controlar las situaciones y manipular a la gente.

 

La mayoría del tiempo solemos echar culpas a otros y no hacernos cargo de lo que generamos en nuestro entorno, es decir, estamos acostumbrados a que alguien sea el responsable de que nosotros nos encontremos en determinada situación o seamos de determinada manera.

 

Es cierto que para que exista una víctima requiere haber un victimario, sin embargo, la víctima, que es la persona más cercana al problema, por tanto la afectada directamente, tiene la oportunidad de cambiar el rumbo de la situación, pero, si no la aprovecha en el momento adecuado para transformar las cosas, entonces serán las causantes de su propio sufrimiento.

 

¿Cómo hacernos cargo de nuestras vidas y dejar de ser los títeres de otros? El paso más importante, es notar que nuestro poder lo tiene otra persona, porque permitimos que así fuera, y una vez que lo notemos hay trabajar en función de recuperarlo haciéndonos responsables de nuestra parte en el problema; el siguiente paso, es dejar de seguir pensando que lo ocurrido fue culpa de alguno de los involucrados, lo mejor será partir del lado responsable, es decir, ver el evento como algo que requerías vivir quizá para despertar o para darte cuenta que tu vida tiene valor, que tu voz merece ser escuchada y que tienes mucho por dar al mundo, quizá fue un llamado de atención para que de una vez por todas te hagas cargo de lo que te corresponde y lograr vivir en plenitud, o quizá simplemente fue para que conocieras las dos caras de la moneda y poderlo compartir y apoyar a otras personas que se encuentran en la misma situación.

 

La victimes la escuchamos, la vemos y hasta la respiramos todos los días. Por ejemplo; en la mayoría de las rolas que escuchamos en la radio, como las de Adele, Camila, Jesse y Joy, etc. También en todas las telenovelas y programas como: Laura en América y el Show de Cristina. Vivimos en un mundo que se encarga de meternos hasta por los poros el ser víctimas. Podría darte un sinfín de ejemplos, que al final cada vez que las escuchamos o vemos, son sólo justificaciones para seguir en el golpe de pecho, sin darte cuenta quizá que el trabajo de tus sueños o el amor de tu vida está pasando frente a ti y por no estar presente en el momento te lo pierdes por seguir evocando el dolor y sufrimiento que crees que las circunstancias u otra persona te provoca.

 

¡¿Qué ganas con querer sentirte impotente, desvalorizado, deprimido, agobiado, culpable: víctima?! Te lo diré en dos palabras: ¡Absolutamente NADA!, al contrario, ¡pierdes! Pierdes tiempo, serenidad, paz interior, te desgastas emocionalmente, sigues en el pasado, culpándote. En el área del amor, pensando en: por qué a mí, qué fue lo que hice mal y un sinfín de tonterías más; en lugar de usar toda esta energía para crear otra pareja, y decir: está bien, si, si lo hice, si la regué, y qué, ahora qué sigue en mi vida.

 

¿No crees que sería mejor aprender de la situación, ver realmente cómo fuiste o dejaste de ser y que acciones llevaste a cabo para generar todo lo que creaste con la persona que supuestamente amabas? Para que al final, puedas ver con claridad y sin mentirte a ti mismo el por qué no funcionó la relación, y de esta manera estar listo para que en la siguiente relación, cuando se presente una situación similar, no volver a generar más de lo mismo, sino actuar de manera distinta para que el resultado sea diferente.

¡Piénsalo! ¿No sería mejor ver todo esto como una oportunidad de conocerte a ti mismo, tus reacciones y patrones con la finalidad de no seguir cometiéndolos en tus próximas relaciones?

Share Button
Otros Artiículos